Tips para comprar una caravana de segunda mano

Si estás pensando en comprar una caravana de segunda mano hay muchos factores que debes tener en cuenta antes de dar el paso para elegir aquella que mejor se adapte a tus necesidades. Las condiciones, tanto interiores como exteriores, las marcas, modelos,… además de las decisiones sobre comprar a particular o profesional, peso mayor o menor de 750kg de la caravana, son aspectos importantes. Pero lo más importante es estar seguro de que realmente es algo que te gusta, así que si aún no has vivido la experiencia, prueba a alquilar, pedir prestada, … antes de tomar la decisión.

Caravana de segunda mano

Consejos y pasos a seguir para elegir una caravana de segunda mano

PESO DE LA CARAVANA:

Antes de elegir qué caravana de segunda mano comprar, es necesario verificar algunos datos del vehículo que va a remolcar la caravana, ya que estos tienen un límite de peso de remolque, y jamás deberán arrastrar una caravana superior al 80% de la TARA (kg en vacío) del coche.

Además, también tendrás que tener en cuenta los límites de peso de la caravana. Para poder llevar la caravana sin necesidad de obtener un permiso adicional, ya sea el E o B6, la MMA (Masa Máxima Autorizada) del coche y de la caravana debe ser inferior a los 3.500kg.

Sabiendo esto, podemos decidir qué peso es el que queremos elegir para la caravana de segunda mano, sabiendo que esta decisión también afectará a la normativa a seguir:

  • Menos de 750Kg: cubiertas por la póliza de seguros del vehículo que la remolca y libre de matriculación, lo que supone que no está sujeta a impuesto de circulación ni a la revisión de la ITV (Inspecciones Técnica de Vehículos).
  • Más de 750Kg: por el contrario, este tipo de caravanas sí necesitan una póliza de seguros adicional y su correspondiente matriculación. Están sujetas al impuesto de circulación y a la revisión de la ITV (Inspecciones Técnica de Vehículos).

Dependiendo de la elección, además de las diferencias legislativas, encontraremos diferencias físicas, ya que las de más de 750Kg son más espaciosas, mejor equipadas, más capacidad de pasajeros, … Sin embargo, tanto las caravanas de más como las de menos de 750kg pueden ser ampliadas para aumentar la comodidad y el espacio sin un excesivo aumento de peso.

TIPO DE VENDEDOR:

Una vez hayamos decidido cuál es el tipo de caravana que queremos comprar, deberemos elegir dónde vamos a adquirirla y las correspondientes ventajas/desventajas de dicha opción.

Por un lado, podemos comprar la caravana de segunda mano a un particular, es decir, directamente del expropietario. Podemos contactar con ellos mediante múltiples plataformas para ver personalmente las ofertas que más nos interesen, lo que nos llevará más tiempo al ser un número mayor de desplazamientos. Además, a pesar de que no cuenta con una garantía, los precios suelen ser menos elevados que en los concesionarios.

Por otro lado, existe la opción de vendedores profesionales. Al acudir a un concesionario, veremos en un mismo sitio diferentes opciones de caravanas de segunda mano, lo que nos ahorrará tiempo y desplazamientos. Asimismo, estos vendedores realizan una inspección del vehículo; y a pesar de tener un precio más elevado, se obtiene una garantía que legalmente cubre posibles problemas.

Independientemente del lugar dónde se decida comprar la caravana de segunda mano, es importante obtener información sobre el uso, km, documentación, mantenimiento, reparaciones realizadas, ….

REVISIONES PREVIAS A LA COMPRA:

Es conveniente revisar algunos aspectos a la hora de visitar a los vendedores de las caravanas de segunda mano, ya que las reparaciones de algunos fallos son bastante costosas.

La presencia de humedades es costosa de erradicar, por ello, es importante prestar atención y revisar bien todos los posibles síntomas de estas. Para ello, tendremos que tener en cuenta el olor, el cierre de las ventanas, fisuras en las ventanas, moho, humedades o abombamientos en las paredes, …

Desde fuera, deberemos analizar los aspectos relevantes del exterior, como son el chasis, posibles roces en la chapa y pintura, el enganche, … Además, la parte de abajo de la caravana debe ser negra, y tener a protección pertinente.

Por otro lado, en el interior de la caravana deberemos revisar el desgaste del mobiliario, los distintos electrodomésticos, los aparatos eléctricos y de gas, el funcionamiento de grifos, cierre de ventanas, …

También te puede interesar: “Guía para de principiantes para comprar una autocaravana